Ando Zoneando con Patricio Correa

Por Carlos Quintanar
“Nunca olvides que sólo los peces muertos nadan con la corriente”
Malcolm Muggeridge.
Con esta frase le damos la introducción a nuestro invitado especial en la edición de hoy de Ando Zoneando con Patricio Correa quien nos recibió en la Galería Toledo para compartir con nosotros sobre su vida profesional, trayectoria y planes futuros. Es un hombre emprendedor, soñador pero con los pies bien plantados en la tierra, trabajador incansable que ha sabido hacerle frente a las adversidades que se le han presentado y salir adelante.
[slideshow_deploy id=’2929′]
Gracias Patricio por permitirnos conocerte y tener la oportunidad de poderte entrevistar, tus peces reciclados ya son bastante conocidos en el país, ahora nosotros queremos que te presentes pese a que estamos seguros que ya te conoce bastante gente:
Mi nombre es Patricio Correa soy publicista de carrera y diseñador de modas, tengo ya unos 10 años trabajando la artesanía, comencé con cuadros y últimamente me he dedicado a pescar peces, peces reciclados y me encanta todo lo que tiene que ver con arte y artesanía.
De acuerdo a lo que nos dices el arte siempre ha sido parte de tu vida, pero ¿Qué soñabas tú ser de grande?
Desde pequeño uno lo que siempre quiere ser es bombero, después astronauta, sobre todo los que vimos al hombre nuclear y al final uno se choca con la realidad de que quiere ser esposo, quiere tener hijos, quiere tener un buen empleo, pero siempre me gusto todo lo que tiene que ver con arte y siempre me gusto todo lo que tenía que ver con creatividad básicamente.
Entonces a raíz de lo que me estás diciendo ahora ¿Cómo descubriste tu pasión por el arte y el diseño?
Yo comencé como vendedor de impresos cuando tenía apenas 20 años y caí en una compañía de trajes de baño y de allí me pidieron que si yo podía vender trajes de baños en el mercado y termine fabricando los trajes de baño.
Estudie diseño de modas para estar más capacitado, para saber las técnicas no de una manera empírica, me gradué y previamente a eso ya me había graduado de la universidad APEC (1) y me pareció excelente porque tenía los recursos técnicos para dibujar y conocer los colores, el círculo cromático y eso influyo en mi vida como persona y caí en todo lo que tenía que ver con arte, siempre me gusta perfeccionar lo que yo veo me gusta mejorarlo y esa  es la parte que he estado estudiando con relación a la artesanía dominicana y con relación a todo lo que se mueve en el ámbito del arte en la República Dominicana.
Pues si que has vivido todo un proceso de constante preparación en diferentes disciplinas que cada una te ha aportado conocimientos para ser quien eres en la actualidad ¿Qué cosas en tu vida te han marcado que consideras te han ayudado a ser quién eres?
Me ha marcado que yo no tuve a un padre al lado de mí, siempre quise ayudar a mi madre, siempre quise ser auto suficiente, desde muy pequeño me iba al mercado de las pulgas a vender pulsitas de las que aprendí en artesanía en CENADARTE (2) como en repujado en piel que fue uno de los cursos técnicos que mi madre me puso a hacer cuando tenía 12 años, eso también me marco mucho porque me enseñó a trabajar con mis manos, me enseñó a hacer de un pedazo de piel una correa, una cartera, de embellecerlo con repujado y hacerle diseños y transformar básicamente cosas rusticas en objetos con algún tipo de valor.
Tuviste una infancia dura y te toco madurar a muy temprana edad y no solo gracias a tu talento sino también impulsado por el deseo de ayudar a tu madre pudiste salir adelante y tú misma hambre de conocimiento y deseo de superación te han llevado muy lejos. Ahora bien ¿Cómo y cuándo comenzaste a mezclar materiales y a crear piezas en las que existe una armonía pese al uso de diferentes elementos?
Eso es muy interesante lo que tú me estas preguntando, porque fíjate que yo comencé a mezclar materiales y a darme cuenta que cuando mientras más eclécticas son dos cosas más interesantes se vuelven, la noche y el día, el frío y el calor, lo dulce lo salado, es decir todo.
Yo comencé a ver, materiales que estaban en la orilla del mar botados con formas espectaculares así como también materiales que estaban en un basurero o en una esquina, por ejemplo aquí en la Zona Colonial yo recogí unas puertas en la Sánchez de las que hice un pez y la parte de atrás era más interesante que adelante, porque detrás tenía unas calcomanías de colmado y otras calcomanías, mostrando que era tan único como la parte de adelante, pero como lo tenía que exponer por adelante, lo que hice fue que la parte de atrás la ¨guaye¨ un poco y lo deje, pero cada vez que podía lo desmontaba y se los mostraba por detrás. En resumen es muy interesante toda esta mezcla de colores y artefactos.
Todo en el mundo es orgánico, pero nosotros no nos damos cuenta, sino hasta que empezamos a ver las cosas con otros ojos, mira por ejemplo mi caso, todos los materiales míos son recogidos de las playas, son orgánicos, son reciclados, sin atentar a la naturaleza, yo vi un coral que su textura en forma de mallita me recordó las alas de la libélula, yo tengo una amiga que se llama Lucia Incarlo y ella es adicta a las libélulas y me pidió una, cuando yo me puse a trabajar la idea, se unieron las cosas, porque durante el desarrollo del proceso creativo es que surgen las ideas y hay cosas que se van resolviendo en el momento de la realización y hasta que yo no termino no puedo saber cómo va a quedar.
Dicho sea de paso uso resina para proteger todas las piezas que trabajo en madera, con lo cual lo protege y le da embellecimiento. Todo el tiempo me pasan cosas de las que me sorprendo de los resultados y le doy gracias a Dios por eso, para mi cada pez es una experiencia.
Nos asombra y llena de admiración y de mucho orgullo ver cuantas piezas novedosas y únicas creas constantemente. ¿Con cuantas personas trabajas en tu taller?
Conmigo esta mi esposa quien es mi cómplice, mi crítica de arte, quien me contradice pero al mismo tiempo comparte conmigo y me apoya, me ayuda a rellenar los peces, ella es quien le pinta los ojos a todos los peces porque es lo único igual que tienen todos y a mí eso me aburre, ella me complementa en  ese aspecto, aparte de ella tengo 4 empleados fijos, ellos me ayudan a tallar el pez, yo dibujo los peces, al ser todos distintos no uso patrones, la forma de los peces yo la dibujo a mano, eso hace que ninguno sea igual ni en forma, pueden ser parecidos pero cuando los comparas te puedes dar cuenta que no es un patrón, ellos los pulen y los preparan para darle color, ellos son los que me ayudan en esa parte del proceso.
Es interesante saber un poco del proceso de realización de los peces y de qué manera cada uno con sus conocimientos van formando parte de ese trabajo. Ahora hablemos de la Zona Colonial. ¿Qué te viene a la mente cuando piensas en la Zona Colonial?
La Zona Colonial es un sitio maravilloso, romántico que evoca sentimientos, emociones, momentos, ¿quién no dio un beso a una novia en su juventud en la Zona Colonial? ¿Quién no se juntó en un paseo en la fortaleza Ozama (Actual Fortaleza de Santo Domingo). Y realmente cuando tú vuelves y pasas por la Zona Colonial increíblemente te vuelven esos sentimientos y recuerdos. Yo tengo mi hija y es adicta a tirar fotos en la Zona Colonial, también yo estoy preparando ahora mismo mi página de internet y no hay mejor sitio para poner mis peces que en las piedras de la Zona Colonial y darle la importancia que tiene esto como patrimonio cultural de la humanidad, como la primera ciudad del nuevo mundo, es un sitio maravilloso e inspirador que te evoca inspiraciones para tu crear.
Me gusta pasear por la calle El Conde, ir hasta el principio y regresar para darme cuenta que las cosas que vi están allí y que son verdaderas, los personajes, los distintos actores que se pasean como patrimonio de la cultura dominicana, para arriba y para abajo todo el día, el loco que pinta en la Duarte que aunque no se parezca a ti la gente se sienta a que lo pinte y son cosas tan impresionantes que  no cabría en una sola entrevista para contestarte esa pregunta, tendríamos que estar hablando todo el tiempo de lo que es la Zona Colonial, porque en cada rincón de ella hay un atractivo impresionante que nos maravilla y enamora.
Si que has vivido varias cosas en la Zona Colonial, te confieso que coincide en la respuesta que nos dan a quienes hemos entrevistado con anterioridad, aman la Zona Colonial y les trae muchos recuerdos de momentos vividos en ella. Podrías decirnos ¿Cuál es tu lugar favorito de ella? 
Por ahora mi lugar favorito es la galería Toledo, que es donde tengo mi exposición, junto con mi amiga Tanika Reyes quien me ha abierto las puertas de este espacio, bien coqueto como tú puedes ver, es un lugar donde yo vengo y tengo paz, además de que también comparto con las damas diplomáticas pintando peces de madera, les traigo los peces en blanco para que ellas compartan conmigo, nos tomamos un vinito y hacemos cuantas cosas se pueden hacer. Las exposiciones no solamente de mis obras sino también de compañeros que invito aquí a esta galería.
Pero si hablamos de un sitio en sí, volvemos a la calle El Conde, donde tu puedes ver una y otra vez tantas cosas, básicamente ese sería mi lugar favorito de la zona colonial.
Si que es un espacio bastante acogedor, también coincidimos contigo con respecto a la Calle El Conde, es una de las más visitadas. ¿Tienes alguna anécdota en la Zona Colonial que quieras compartirnos?
En la Zona Colonial, los domingos hacen la fiesta de Bonye, yo vine un domingo con una amiga mía de Puerto Rico, Sandra Allongo, una hermana de la vida y nos encontramos con esta actividad, ella es muy extrovertida, ella tiene 60 años pero parece de 25, a mí me acaba la pila todas las veces que viene de visita, ella comenzó a bailar con un personaje de esos de ficción de los que hay en la Zona Colonial, hasta nos subimos a bailar en la tarima, eso fue uno de mis momentos favoritos, a esos momentos yo les digo momentos de oro.
También de mi niñez recuerdo los helados Capri aquí en la Zona Colonial, ese helado era el sabor de mi niñez, había un helado de pistacho que yo recuerdo, un sabor impresionante que te queda en las células y que te hace evocar unos recuerdos impresionantemente agradables.
Son todos muy buenos recuerdos, volviendo un poco a tu vida ¿Cuál ha sido el obstáculo más grande que has tenido y has logrado superar?
He tenido muchos obstáculos, yo tengo 50 años, yo vengo de un matrimonio donde mi padre y mi madre a los 8 años se divorciaron y yo quede siendo el medio hombre de la casa, donde yo tenía que bregar, tenía que tomar iniciativas para ayudar a mi madre y ya a los 12 años fue que comencé a vender pulsitas y hacer cosas, el proceso de emprendimiento en mi vida lo comencé a los 19 años, comencé con los trajes de baños y una y otra vez he tenido fracasos, pero cada vez que tuve un fracaso he aprendido porque fracasé.
Yo me considero que creo en las personas, soy optimista pues soy de los que ve el vaso medio lleno y peleo con las personas pesimistas, pero a pesar de que me he chocado duro varias veces, veo en este momento que mi proyecto artesanal tiene la enseñanza de todas las cosas que me han ido pasando.
El momento más duro mío fue perder la casa, producto de no haber podido pagarla hace ya unos 20 años, pero cuando tú pierdes cosas te queda el sabor amargo y hace 3 años perder a mi madre fue algo que me marcó para toda la vida, mi madre tenía 65 años, era una persona joven y murió de cáncer en los pulmones y realmente esas son de las cosa que más me han marcado pero no me han derribado, es decir vamos para adelante.
Patricio eres una persona digna de admiración y respecto porque has podido levantarte cada vez que has pasado por situaciones difíciles y que tú misma forma de ser te han permitido lograrlo. ¿Qué tal si nos hablas de  cuáles son tus planes y proyectos a futuro?
Ufff muchos!!! Yo soy un creador incansable, quiero hacer de todo, fíjate que lo único que me limita es que, yo quiero hacer tantas cosas y yo no quiero que los compañeros o gente que está en el medio piensen que yo lo estoy copiando porque estoy haciendo las mismas cosas que ellos hacen aunque no sea igual, pero por ejemplo el que hace mesas, si hago una mesa va a pensar me está copiando porque está haciendo mesas, a mí me encanta crear y me gustaría hacer una mesa, no igual a las de ellos, una mesa diferente pero me restrinjo mucho porque no quiero tampoco perder mi norte que en este momento son los peces y son las líneas de artesanía que produzco para el mercado turístico, que como tu comprenderás yo le digo a la gente aquí vienen 6 millones de turistas al año, así que la lucha no es contra nosotros mismos sino contra la artesanía reproducida en China y en Indonesia que traen los grande importadores, esa es la verdadera competencia de nosotros, pero eso se compite creando, de hecho en mi trabajo yo hago peces pero ninguno es igual al otro y realmente eso nació de la necesidad que yo tenía de hacer algo que no me lo copiaran. Es decir como ninguno es igual otro ni yo mismo me puedo copiar mis peces porque todos son diferentes, nunca imagine que podría hacer tantos peces distintos, por eso fue que nació la idea de hacerlos únicos, la preocupación la convertí en una ventaja
A estas alturas y con la base que tú tienes yo creo que no pueden decir que los estés copiando, tu proceso de conocimiento y exploración es el que te ha llevado hasta donde estas en estos momentos. Por ello nos gustaría que nos contaras en base a tu experiencia y siendo tú una persona emprendedora. ¿Que le dirías a quienes quieren seguir sus sueños?
Lo primero es prepararse, lo segundo es buscar en el ámbito que tú quieres emprender quienes han pasado ya fracasos, estudiar los fracasos es más importante que estudiar a las personas exitosas, porque el que es exitoso, puede que nunca haya fracasado y a quien fracasó ver porque fracasó para no cometer los mismos errores, es decir aprender del fracaso, aunque hay personas que “nacen como la auyama” dicen, pero realmente, la vida no es así, es intentarlo constantemente.
Yo en la actualidad tengo 5 clientes principales a quienes les trabajo, de más de mil clientes que hay en República Dominicana y yo dure más de 2 años y medio  tratando de que me recibieran, durante todo ese tiempo no me recibieron pero yo insistía hasta que me dieron una cita, pero al suceder eso muere mi madre, por lo cual no me sentía con ánimos para ir y cancele la cita, después yo dure un año más para que me recibieran otra vez, hoy ese es uno de mis principales clientes quien solventa más del 60% de mi producción.
Por eso te digo que hay que ser insistentes, constantes y disciplinados, para tener éxito en la vida.
Excelentes consejos que esperamos que quienes estén desarrollando un emprendimiento o tengan la intensión de hacerlo se motiven con tus palabras y tu experiencia, para que sigan adelante y logren volver realidad esos sueños.
Patricio queremos darte nuevamente las gracias, porque además de conocer tu trabajo y saber más sobre tu vida, no solo en el aspecto profesional sino también personal nos hace entender mejor cómo es que has llegado hasta donde estas en estos momentos y que todavía falta mucho más camino por recorrer.
Y a ustedes que nos leen si están interesados en contactar a Patricio Correa, aquí les compartimos sus redes sociales y modo de contacto.
(1) APEC es la Institución primogénita de Acción Pro Educación y Cultura
(2) CENADARTE Centro Nacional de Artesanía
Redes sociales
Facebook: Patricio Correa
Instagram: @patriciohcorrea
Teléfono: 809.595.9595
Email: patriciohdcorrea@hotmail.com