En esta edición especial vamos a hablar sobre el Santuario Arquidiocesano de Nuestra Señora de la Altagracia. Mejor conocida como Iglesia de la Altagracia en la Zona Colonial. Queremos agradecer especialmente al Reverendo Padre Nelkys Acevedo rector del Santuario de la Altagracia por la información suministrada sobre la historia del Santuario de la Altagracia.

Mandada a construir por Nicolás de Ovando, gobernador de la isla en 1503. Siendo en sus inicios una pequeña capilla de piedra anexionada al hospital de Nicolás de Bari.

 

“Su construcción se inició en el año 1912, sobre la capilla que fue parte del Templo y Hospital de San Nicolás de Bari. Esta capilla,  y el terreno necesario, fue donado por la señora LEA DE CASTRO DE HENRIQUEZ, quien los adquirió con sus recursos. El diseño y construcción  fueron  realizados por el INGENIERO OSVALDO BAEZ.” *

La imagen de la Virgen de la Altagracia y su devoción en la ciudad capital, tuvo por sede la antigua capillita del hospital San Nicolás de Bari. Documentos encontrados en el Archivo General de Indias de Sevilla, han determinado claramente los orígenes del primer hospital de América y de su capilla adjunta.

En 1550 la imagen de la Purísima a quien estaba dedicada la primitiva Capilla pasó a la nueva iglesia del hospital, y la Altagracia quedó en esta Capilla como única dueña y señora; como patrona de la misma; llamándose desde entonces capilla de nuestra Señora de la Altagracia.

Creemos que si la palabra SANTUARIO se interpreta en el sentido estricto, o sea, “lugar sagrado”, objeto de cultos extraordinarios, lugar de peregrinaciones y desde el cual el Cielo ha otorgado especiales favores a los devotos, podemos considerar el Santuario de Higüey como el primero de América.

Pero si se considera en su sentido más amplio y vulgar, como templo levantado a la Virgen sin las características tan acentuadas de un Santuario, no es Higüey el primero, pues sabemos que en esta ciudad capitaleña, se levantó la Capilla del hospital San Nicolás a la Virgen de la Altagracia. Desde dicho punto de vista, estamos delante del primer Santuario Altagraciano y el primer Santuario de América.

Recordando los varios episodios de prueba pasados por esta Capilla de la Altagracia a través de los casi cinco siglos de su existencia (en 1586 Francis Drake la incendia, en 1898 el General y Presidente Lilís la hipoteca) pruebas siempre superadas por el triunfo y por una extraordinaria protección celestial…, se convence uno de que este lugar fue expresamente escogido por la Señora, para recibir a través de las centurias pasadas y venideras, un especialísimo culto en nuestra Ciudad Capital. La Virgen de la Altagracia ha escogido siempre este humilde rinconcito de la calle Mercedes.

Aquí semanalmente viviremos la Santa Eucaristía y en la Zona colonial habrá una exposición constante del Santísimo Sacramento hoy más que nunca necesaria.

En esta capilla descansan los restos de:

Adolfo Alejandro Nouel y Bobadilla, conocido como Monseñor Nouel (12 de diciembre de 1862 – 26 de junio de 1937). Fue un pedagogo, eclesiástico y político dominicano. Arzobispo Metropolitano de Santo Domingo, Primado de América entre 1906-1935, Presidente de la República Dominicana en forma provisional entre 1912 y 1913. Además, fue delegado apostólico de Cuba y Puerto Rico desde principios de noviembre de 1913, cargo que desempeñó hasta finales de 1915.

Fue un sueño suyo, se construyera este Santuario.

La imagen de la Virgen de la Altagracia y su devoción en la ciudad capital, tuvo por sede la antigua capillita del hospital San Nicolás de Bari. Documentos encontrados en el Archivo General de Indias de Sevilla, han determinado claramente los orígenes del primer hospital de América y de su capilla adjunta.

En 1550 la imagen de la Purísima a quien estaba dedicada la primitiva Capilla pasó a la nueva iglesia del hospital, y la Altagracia quedó en esta Capilla como única dueña y señora; como patrona de la misma; llamándose desde entonces capilla de nuestra Señora de la Altagracia.

Esta capilla posee un arco ojival de ladrillo, cuyo techo de la bóveda tiene la parte semicircular con nervaduras que forman una cruz y los vértices tienen rosetas. Aquí se guardan los restos de Monseñor Nouel, el cual está descrito en una losa de la pared lateral.

También hemos redibujado parte de la fachada así que puedes guardar la imagen por si la quieres imprimir y colorearla, también si quieres te la podemos mandar por email solo escríbenos a zcolonialrd@gmail.com

Si te están gustando estos artículos nos gustaría que nos ayudes compartiéndolo a personas que les pueda interesar y ya que sabes cómo funciona la temática puedes sugerirnos algún lugar del que te gustaría que hablemos.

También hemos redibujado parte de la fachada del Santuario así que puedes guardar la imagen por si la quieres imprimir y colorearla, también si quieres te la podemos mandar por email solo escríbenos a zcolonialrd@gmail.com

* Información sobre la construcción del Santuario es de la página web santuariolaaltagracia-zonacolonial.blogspot.com y republicadominicana.viajareslomio.es

También de la página web visitarepublicadominicana.org